Carta a la Ministra de Educación

Hoy viernes 13 hemos enviado a la Ministra de Educación de España la siguiente carta junto con un ejemplar de nuestro programa de Educación Medioambiental (en español e inglés) que desarrollamos hace ya varios años en colaboración con UNESCO. Esta es el texto:

Ministra:

Vemos en la página Web de su Ministerio las acciones que con motivo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25), han realizado.

Adjuntamos un libro, editado por nuestra Asociación, con actividades para la educación medioambiental para niños de 2 a 6 años, por si es de su interés. Este libro es de descarga gratuita en internet (
http://www.aprenderaconvivirjuntosyenpaz.org/valores/ebooks_gratis/programa-de-educacion-medio-ambiental/pdf.pdf ) y a lo largo de sus más de quince años de vida se ha descargado cientos de miles de veces en su versión en español o en la de inglés

En la urgente y necesaria remodelación de la legislación que regula la Educación Infantil que necesita este país, queremos recordarle que la educación medioambiental debería de estar incorporarla al currículo, como un área más de trabajo con los niños ya desde el 1º Ciclo de Infantil.

Para nada sirvieron las compras millonarias del Gobierno de España a el expresidente de USA Al Gore de los vídeos para el bachillerato sobre este tema. Está claro que lo que no consigamos que los niños interioricen cuando desarrollan su personalidad, no lo podremos hacer después.

También, queremos recordarle que para nada ha servido cuando se ha incluido la educación medioambiental como actividad transversal del currículo, como el hecho de contemplar el momento actual está demostrando. Sin duda habría que incorporarla como un área o subárea de trabajo directo.

Atentamente

Juan Sánchez Muliterno
Presidente
AMEI-WAECE

CUMBRE SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO: SIN EDUCACIÓN NO HAY SOLUCIÓN.

El cuidado del medio ambiente habría que incluirlo en el currículo escolar

Estos días Madrid acoge en Ifema la cumbre del clima de Naciones Unidas, conocida como COP25 que debía de haberse celebrado en Chile.

Se espera que asistan delegados de los casi 200 países que participan en la conferencia en la que, en palabras de Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva del área de cambio climático de Naciones Unidas “los países trabajaran juntos en un espíritu de multilateralismo para hacer frente al cambio climático, el mayor desafío al que se enfrentan las generaciones presentes y futuras”.

Nos preguntamos para que servirá esta reunión, más allá de las fotos y las palabras grandilocuentes, cuando los acuerdos de la última en Paris, no se han cumplido. A parte del impacto económico que tendrá para la ciudad de Madrid, los educadores dudamos que ahora se consiga lo que las anteriores reuniones no han conseguido.

Cualquiera sabe que hay que actuar en dos líneas de trabajo:

• la de los gobiernos regulando y favoreciendo determinadas acciones
• la de las personas, mediante un consumo responsable y un reciclado convincente.
La de los gobiernos esperemos que a diferencia de la reunión de Paris, las cumplan. La de las personas no creemos que se pueda llegar a acabo si no hay una educación desde la cuna. El cuidado del medio ambiente habría que incluirlo en el currículo escolar, desde el mismo nacimiento, desde la educación infantil. Si no es así, “NO SERVIRÁ DE NADA” como explica Juan Sánchez Muliterno, presidente de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE).

El Sr. Sanchez afirma que “Los líderes mundiales que participaran en la COP25 deberían saber que como los niños y niñas no aprendan desde la primera infancia a cuidar el planeta no conseguiremos frenar el cambio climático ni tampoco se logrará que las futuras generaciones tomen conciencia del deterioro que está sufriendo el planeta ni de las consecuencias que ello supone”.

Los expertos de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) alertan además que la agenda del COP25 no incluye ni una sola mención a la educación. Ya lo decía Nelson Mandela “El arma más poderosa para cambiar el mundo”. Pero los lideres parece que han olvidado algo tan importante como EDUCAR.

Desde AMEI-WAECE afirman que “No es suficiente celebrar el día del medio ambiente o enseñar a los niños a reciclar por colores o cuidar algunas plantas que haya en el aula que es, en definitiva, lo que se hace en la mayoría de los centros educativos de España en cuanto a Educación Medioambiental. Ese camino nos ha llevado hasta donde estamos que parece un punto de no retorno”, como explican desde la Asociación.

No solamente debe de incluirse en el currículo escolar los conocimientos sobre el cuidado del medio ambiente, sino también como actuar sobre el mismo. A su vez, y lo más importante, que sobre este conocimiento intelectual se consoliden emociones y sentimientos de amor hacia la naturaleza y el mundo que le rodea. Solo así se garantiza que el conocimiento se interiorice y se imbrique con lo afectivo-motivacional, y se garantice una apropiada educación ambiental.

Por ello, la educación ambiental no podemos entenderla si no es de manera paralela y simultánea con lo que tradicionalmente conocemos como EDUCACIÓN EN VALORES. Difícilmente un niño cuidará el medio ambiente si no se cuida a sí mismo, difícilmente respetará el medio ambiente sino se respeta a sí mismo y a los demás. Está claro que hemos de educar para compartir, respetar, amar, creer, etc. Y ello hemos de hacerlo desde la más tierna infancia, ha de empezar incluso desde que el niño da sus primeros pasos.

El Club de los niños cuidadores del planeta tierra

AMEI-WAECE ha desarrollad un programa educativo llamado “El club de los niños cuidadores del planeta tierra” desarrollado en 2.002 en colaboración con UNESCO en el que han participado más de 1 millón de niños desde su creación.

Las actividades las hemos agrupado en torno a SEIS EJES TEMATICOS y dimanan de los MAPAS CONCEPTUALES: Plan general, los animales, las plantas, los entornos urbanos, los entornos naturales y “nos cuidamos”.

A diferencia de otros programas de educación medioambiental, no se trata de actividades encaminadas al logro de contenidos conceptuales, sino encaminadas al desarrollo de aptitudes y valores con relación al cuidado y respeto del entorno natural y social en el cual se encuentran inmersos.

Las actividades, en número aproximado a 140 (días lectivos del curso escolar) no tendrán una duración superior a los 10 o 15 minutos. Es, dentro de la programación curricular del aula, un pequeño tiempo para compartir, para trabajar juntos, para el desarrollo de los valores. Y ello sin olvidar que gran parte del programa, cuando no todo, puede y debe de realizarse con el concurso de padres y madres.

Si bien cada uno de los ejes está secuenciado en sí mismo, son prácticamente independientes entre sí, de manera que cada educador, en función de las características de su país, de sus niños, inicie el programa por uno u otro.

El programa está dirigido fundamentalmente a niños de 2 a 6 años, por lo que las actividades programadas deberán ser graduadas en su dificultad por el propio educador. Este no habrá que olvidar, en ningún momento, que el fin último no es solo un programa de educación ambiental, sino un programa en VALORES, con auténticas mayúsculas.

«Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad» Karl A. Menninger

21 de septiembre «poco que celebrar, mucho que reflexionar»

Por la Resolución 55/82 de la Asamblea General de Naciones Unidas el dial 21 de septiembre se proclama como Día Internacional de la Paz. ¡Que ironía!, celebramos el Día Internacional de la Paz por resolución de un organismo que o cambia o poco sirve para implantar la Paz en el mundo. En sus muchos años de historia ha demostrado ser incapaz de parar ningún conflicto entre países, y mucho menos dentro de cada país.

El día 21 todos los líderes políticos hablarán de Paz; harán unos bonitos discursos, por que dominan la oratoria (en inteligencia lingüística, que diría el Dr. Gadner, sacarían muy buena nota). En todos los medios de comunicación la palabra Paz aparecerá mil y una vez. Todos recordaremos a Gandhi y a Martin Luther King. O ni eso, es un tema tan aburrido que ya ni los medios se harán eco de la noticia.

Si en lugar de sábado este año hubiera sido entre semana, nuestros niños harán dibujos y posiblemente en los Salones de Actos de los colegios se representarán bonitas obras de teatro y cantarán canciones o tal vez veremos en la TV unas grandes manos extendidas haciendo una cadena. Luego nos iremos a nuestra casa tan contentos: hemos celebrado y contribuido a la Paz mundial. Hasta el año que viene.

Y esto nos parece que está muy bien, aunque está claro que no sirve para nada como la tozuda realidad nos demuestra. No solo es que persisten los conflictos armados, sino que basta mirar a nuestro alrededor para comprobar que vivimos en una sociedad cada día más violenta y agresiva, donde poder vivir Juntos y en Paz es cada día más complicado.

Porque la Paz no es solo ausencia de conflictos armados, la paz es poder convivir con el vecino del barrio, con los compañeros de trabajo, con la sociedad que nos rodea. Y eso, a la vista está, es cada día más difícil. Vivimos en un mundo y en una sociedad convulsa dominada por una relación negativa de las conductas y valores del ser humano que son el origen de numerosos problemas y conflictos sociales: violencia de todo tipo, ya entre los niños en los colegios; deterioro del medio ambiente; marginación; pobreza; consumismo; drogadicción; etc. Si profundizamos en las causas de esta visión, no negativa sino realista, fácilmente llegamos al modelo de socialización y de relación predominante en nuestra sociedad: vivimos en la cultura de la violencia y del menosprecio, lo cual es preciso cambiar.

Ante esta realidad todo el mundo pediremos el día 21 (y el día 22, y el 23, y el 24…) que se actúe lo antes posible. Que se desarrollen actuaciones preventivas para frenar comportamientos no deseados. Se demanda que los poderes públicos y los diferentes agentes de socialización (familia, escuela, medios de comunicación…) se pongan de acuerdo y planifiquen propuestas que provoquen un cambio radical en nuestro modelo social . Demanda a la que contestamos, políticamente muy correcto que, de acuerdo, pero luego, hasta el año que viene, hasta el próximo día 21 de septiembre dibujando la blanca paloma, no volveremos a acordarnos.

Es indudable que la sociedad actual debe de cambiar. Y este cambio solo puede venir por la creación de una SOCIEDAD EDUCADORA . Una sociedad donde los agentes que intervienen en la consecución de la paz, actúen de manera coordinada y en una misma línea: los líderes políticos con sabias decisiones que no tengan como consecuencia el enfrentamiento, no ya entre naciones, sino dentro de la propia nación entre los mismos líderes políticos, que en la mayoría de los casos solo podemos calificar de vergonzosa (no hay un espectáculo más patético que ver a los líderes políticos descalificándose mutuamente en lugar de buscar de manera conjunta soluciones a los problemas de la sociedad que han de regir); los líderes sociales , ofreciendo una imagen de esfuerzo y trabajo; los medios de comunicación , ofreciendo unos programas y noticias de calado social y no series de tele basura; la escuela, ofreciendo programas basados en los valores y el respecto y no en la mera consecución de conocimientos.

Solo así, aprenderemos a vivir juntos y en Paz. Aprender a vivir juntos y en Paz no se logra, ni ha logrado, por resolución, por promulgar una Ley o pintando muchas blancas palomas o pronunciando bellas palabras, sin duda cargadas de indudables buenas voluntades y voluntarismo, como la propia sociedad se encarga día a día de demostrarlo.

Tal vez tardemos en conseguir que esta SOCIEDAD EDUCADORA sea una realidad; Tal vez tenga que pasar mucho tiempo o deteriorarse aún más para poder reaccionar. Mientras los que pensamos que cabe un mundo mejor, seguiremos luchando por conseguirlo.

Tal vez los actores que podrían realizar el cambio no lo hagan, pero eso no implica que los MAESTROS Y EDUCADORES lo intentemos. Que intentemos con todas nuestras fuerzas llenar la mente de los niños que educamos de normas, valores, conceptos y comportamientos hacia la asunción de la paz y el rechazo a la violencia como componentes esenciales de su personalidad. Y esto hemos de hacerlo en el momento que el niño forma su personalidad, no después, como la Investigación Científica dicta.
Por ello hemos de hacer que los sistemas educativos contemplen la Educación para la Paz como una prioridad, y que esta se inicie cuando empieza la educación, que no es otro momento que el mismo momento del nacimiento.

Si los sistemas educativos no lo hacen (en definitiva las disposiciones de los gobiernos), lo tendremos que hacer nosotros, los maestros, las ONGs, los auténticos DOCENTES COMPROMETIDOS CON LA PAZ, COMPROMETIDOS CON UN MUNDO MEJOR.
SOLO CONSEGUIREMOS UN MUNDO MEJOR MEJORANDO LA EDUCACIÓN, y en eso, los MAESTROS y EDUCADORES, tenemos un papel fundamental.

Juan Sánchez Muliterno
presidente de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE)



Una vuelta al cole diferente: Celebra la vuelta al cole como si de una fiesta se tratase

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) ofrece una serie de consejos a padres para informar y orientar sobre el Periodo de Adaptación de los niños y niñas de Educación Infantil al Centro Escolar.

  • Con el llamado “periodo de adaptación” se busca ayudar al niño/a para que los primeros días de asistencia al centro educativo sean los menos duros posibles tanto para ellos como para sus familias.
  • Una buena planificación y mucha paciencia y comprensión son los elementos clave para estas fechas.

Recomendamos a los padres despedíos de vuestros hijos en la puerta del Centro Educativo mostrándoles seguridad y afecto con una gran sonrisa en los labios. En pocas horas estaréis de vuelta.

imagen freepick (licencia premium)

Con inicio del mes de Septiembre la mayoría de las Comunidades Autónomas tienen fijada la “vuelta al cole” en educación Infantil. Durante estos primeros días de asistencia al Centro de Educación Infantil, el niño o niña va a sufrir una serie de cambios ya que hay que tener en cuenta que pasa de estar en un medio en el que él es el principal protagonista, a otro en el que va a tener que convivir, relacionarse y compartir con sus iguales. Además tiene que incorporarse a un nuevo ambiente donde personas, espacios y materiales son desconocidos para él y tiene que separarse de las personas queridas y conocidas. La acogida de los primeros días deja una profunda huella sobre el sentimiento de seguridad, fundamental en la sección de los más pequeños.

“Mañana es el primer día de Escuela, pobre hijo, que día va a pasar. ¿Le cuidarán bien, le dejarán llorar? Imagínate, allí solito sin conocer a nadie, y encima tan pequeñín, que no puede decir lo que le pasa, ni siquiera me dejan ir a verle a mitad  de mañana para saber cómo está. Me duele más a mí que a él dejarle tanto tiempo. Es que es muy pequeño…   Esta situación se da con mayor o menor intensidad en los padres que traen por primera vez a su hijo o hija a la Escuela. Aunque también hay otros que lo dejan pensando que aunque llore un poquito al principio pronto se acostumbrará. Y no por ello son malos padres.

En general los niños de corta edad que acuden  a un centro de educación infantil pasan por un proceso de adaptación. Llamamos adaptación al proceso más o menos duradero, mediante el cual los niños y niñas acaban aceptando de buen grado su asistencia al centro, viendo en ello un hecho cotidiano y agradable amoldándose a costumbres, rutinas y tiempos propios de una convivencia en colectividad. Aunque en educación infantil no hay nada fijo universal e inalterable, los docentes han comprobado que el tiempo de adaptación corto se suele asociar a los padres más tranquilos que ven en la adaptación un hecho inevitable, presumiblemente corto y no demasiado traumático. Los otros que se van después de dejar a su hijo o hija, reprimiéndose las lágrimas, o se quedan en la puerta escuchando si ha dejado de llorar o no pueden hacer nada en toda la mañana pensando en cómo estará su niño le acaban transmitiendo esta ansiedad y se suele traducir en períodos de adaptación más largos.

Ante la nueva situación los niños suelen reaccionar de distintas maneras:

  • Unos se revelan en el primer momento y sueltan su rabia contenida, en forma de llantos, pataleos o incluso tirar objetos y no querer hacer nada de lo que se le pide; algunos incluso rechazan la comida o comienzan a hacerse pis de nuevo. En fin todo lo que sea con tal de expresar de alguna manera su deseo de volver a la situación anterior. En principio es una reacción normal y que prevé un buen pronóstico de adaptación.
  • Otros el primer día lo llevan “bien” entre comillas y aunque con cara de susto pasan sin llantos la mañana, es el segundo día o el tercero (cuando ven que la situación no es transitoria) cuando sacan la rebeldía con rabia o tristeza. También este caso suele ser habitual e igualmente augura una adaptación correcta y no demasiado prolongada.
  • Por último hay otro grupo  de niños que “parece” también entre comillas, que aceptan la situación pero manifestando actitudes de aislamiento, no lloran, hacen lo que se les dice, colaboran si se les pide pero con una cara triste y resignada; se suelen quedar en un rinconcito observando pasivamente y hablan muy poco. Estos son los peores, los que más preocupan a los educadores y a los que nos suelen dedicar tiempo para que se decidan a sacar al exterior sus sentimientos y estado emocional, porque lejos de pensar que se ha adaptado los profesionales saben que no ha aceptado la situación y que algo tiene que cambiar en él o ella.

Aunque el período de adaptación tiene unas características particulares que dependen de la edad del niño o niña, la asistencia anterior al propio Centro o la asistencia anterior a otro Centro de Educación; desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) queremos dar algunos consejos a padres para que los primeros días de asistencia al centro educativo sea lo menos duro posible tanto para los niños como para sus familias.

  • Lo primero es mantener la calma y mostrar tranquilidad y seguridad. Dependiendo de la actitud de los padres, el niño puede vivir su primer día de cole como una aventura o como una mala experiencia. Así si la madre o el padre viven con dificultad este momento, el niño va a reclamarles con ansiedad y va a vivir la adaptación con inseguridad y miedos.

  • La relación de confianza entre el Centro y la Familia es muy importante. Se pretende conseguir un conocimiento muto entre las partes implicadas: Padres-Niños-Escuela, en el que se establezca una relación de confianza que favorezca y facilite la incorporación del niño al centro.

  • Hay que estar muy alerta ya que cada niño/a exterioriza y expresa las emociones de estos días de diversas formas, pero todos ellos necesitan ayuda por parte de sus padres y educadores.

  • El Centro Educativo debe informar a las familias de lo importante que es respetar el periodo de adaptación, y se recomienda entregar un documento informativo sobre cómo se debe llevar a cabo para que sirva de referencia a ambas partes. Durante la primera reunión con el tutor o tutora de aula, se establecerán los tiempos con los padres hasta llegar a la total permanencia del niño en el centro, atendiendo a la individualidad del mismo, a las necesidades de la familia y sus circunstancias personales.

  • La presencia de las familias en el periodo de adaptación, dependerá la edad de los niños y las características del grupo y los planteamientos de cada centro o educador. Desde el centro se debe plantear como un ofrecimiento, nunca como una imposición, ya que hay que contemplar situaciones familiares en las que resulta imposible acudir con sus hijos ya que en el trabajo no se lo permiten, y en este caso no debemos hacerles sentir culpables, sino ayudar y favorecer todo lo posible para que el periodo de adaptación sea lo menos traumático posible para el niño/a.

  • Si bien lo que se busca durante el periodo de adaptación es que el niño se incorpore a las nuevas rutinas, hay que ser flexible en los primeros días y sobre todo pacientes, ya que los menores deben ir adaptándose  los nuevos horarios.

No hay que olvidar que los padres tienen una influencia en este momento que viene determinada por cómo ellos vivan la separación: sus temores, sus expectativas, su ansiedad, su angustia, su seguridad o inseguridad, su grado de confianza en la institución y en las posibilidades de su hijo/a.Todo esto es transmitido y captado por el niño. Así si la madre vive con dificultad este momento el niño va a reclamarla con ansiedad y va a vivir la adaptación con inseguridad y miedos. Lo más importante es mantener la calma y mostrar seguridad.

Este periodo de adaptación se puede dar por terminado cuando se ha conseguido una cierta estabilidad emocional en el grupo, y son capaces de asumir con más tranquilidad los momentos de separación y reencuentro con las familias, así como la totalidad del tiempo de estancia al centro.


Horario y calendario en Vacaciones

Durante el mes de Julio nuestro horario de atención al público es de 09:00 a 14:00. Este año 2019, la oficina de AMEI-WAECE situada en la Calle Estrella Polar 7 de Madrid estará cerrada desde el día 29 de julio al 22 de agosto.

Si necesitáis poneros en contacto con nosotros podréis hacerlo a través del correo electrónico escribiendo a consultas@waece.org ya que vamos a hacer turnos para poder atenderos durante el verano.

Abierto el plazo de inscripción al congreso «Crear hoy la Escuela del Futuro»

Los grandes gurús de la educación lo tienen claro, estamos preparando a los niños para un mundo que ya no existe. Debemos asegurarnos de que aprenden a vivir con la incertidumbre, de que son proactivos y de que no esperan que otros les digan lo que han de hacer y cómo deben hacerlo. Necesitarán ser emprendedores. Por ello, debemos enseñarles a establecer relaciones entre ellos, a trabajar en equipo, a innovar, a asumir riesgos y a ser ciudadanos globales. Será necesario también que sean resilientes y muy buenos comunicadores. Por eso hay que empezar hoy a enseñar estas cosas en las escuelas.

Presentamos el congreso “de noviembre” AMEI-WAECE “Crear hoy la escuela del futuro” para maestros de segundo ciclo de infantil y primer ciclo de primaria que tendrá lugar en Madrid los días 22, 23 y 24 de noviembre 2019. Para ver el video promocional, visite este enlace.

Abierto plazo de inscripción.

Feliz día de la Educadora

21 DE ABRIL – DÍA DE LA EDUCADORA

contigolado

El 21 de abril se conmemora el día de la educadora, debido a que un día como hoy, pero de 1872 nace en Alemania, Federico Froebel pedagogo alemán creador de la educación preescolar y del concepto de jardín de infancia.

En 1837 abrió la primera guardería, donde los niños eran considerados como pequeñas plantas de un jardín, del que el maestro es el jardinero.

Educadora… más que una profesión

¿Sabe usted qué grande es la responsabilidad de acompañar a un niño pequeño en su desarrollo y ayudarle a ser sociable, formarse con buenos hábitos y consolidar su identidad de manera equilibrada?

Durante décadas gran parte de la sociedad no ha sabido darle el valor y la importancia al trabajo desempeñado día tras día por las educadoras, ya que se nos ve como personas cuidadoras y no como formadoras del desarrollo de los niños.

En realidad las educadoras del ayer y del ahora no exigen honores, reconocimientos o méritos, simplemente el respeto, apoyo, cooperación y un trabajo colaborativo no sólo de los padres de familia, sino de la comunidad a la que pertenece una institución como es el Jardín de Niños. Por eso, en este 21 de abril conmemoramos ese esfuerzo, esa dedicación que se realiza cada mañana en las aulas de infantil.

FELICIDADES A TODAS, Y TODOS, LOS QUE TRABAJÁIS CON LOS NIÑOS MAS PEQUEÑOS

Tengo una pregunta para Ud (a los partidos políticos). ¡Participa!

Queremos saber que piensan los partidos políticos de ámbito estatal sobre el 1º ciclo de la educación infantil. Para ello le vamos a enviar una carta adjuntando un pequeño cuestionario con estas preguntas básicas:

Blond child with red jersey asking

ENCUESTA

Desde la promulgación de la LOGSE, el 1º Ciclo de la educación infantil ha sido regulado, tanto en las condiciones físicas de los centros, como en los currículos, por la Comunidades Autónomas. En el caso de que ganara las elecciones su partido y formaran gobierno:

  • Ž        Mantendríamos esta dependencia
  • Ž        Esta dependencia pasaría a regularla el Ministerio de Educación.

Prácticamente todos los partidos políticos anuncian la gratuidad del primer ciclo, donde, según la Comunidad Autónoma que sea, utiliza un sistema de financiación. En el caso de que ganara su partido, la gratuidad vendría como:

  • Ž        Vía conciertos
  • Ž        Vía convenios
  • Ž        Vía cheque escolar

En algunas comunidades se están abriendo aulas para niños de 2 años en los colegios públicos. Su partido está de acuerdo con ello y en el caso de que ganara las elecciones su partido y formaran gobierno:

  • Ž        Abrirá más aulas de 2 años en los colegios
  • Ž        Cerrará las ya abiertas

En la actualidad los centros que acogen a los niños de 0 a 3 años pueden ser “otra cosa” que no Centros de educación infantil. En el caso de que ganara las elecciones su partido y formaran gobierno:

  • Ž        Seguir como ahora esta
  • Ž        Todos los centros que acojan de manera regular a niños y niñas con edades entre cero y tres años deberán ser autorizados por las Administraciones educativas como centros de educación infantil.

Dada la importancia de la educación de los niños en sus 1000 primeros días (Declaración del G20) se sugiere que Las Administraciones Educativas deberán poner los medios necesarios para que los padres y madres de familia de los distintos sectores sociales, tomen conciencia de la importancia de la Educación Infantil. En el caso de que ganara las elecciones su partido y formaran gobierno:

  • Ž        Habilitará anuncios institucionales para que los padres tomen consciencia de la importancia de la educación en los 1000 primeros días
  • Ž        No habilitaría anuncios institucionales para que los padres tomen consciencia

Este cuestionario queremos que salga el jueves día 11 por lo que si quieres que incluyamos alguna pregunta más, envíanosla al correo juansanchez@waece.org antes de jueves.