Nota de prensa AMEI-WAECE con motivo del día mundial del docente (5 de octubre)

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) reivindica el papel de los maestros y maestras de educación infantil.

Dia mundial de los docentes 2018

 

 

 

 

 

! no somos docentes de segunda categoría !

 

Como todos los años, el 5 de octubre se celebra, desde 1994, el Día Mundial de los Docentes, que conmemora la Recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docente (1966). La Resolución de 1966 constituye el marco de referencia fundamental para abordar los derechos y las responsabilidades de los docentes a escala mundial.

 

Desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) hacen un llamamiento con motivo de este día en el que, en palabras de Juan Sánchez Muliterno, presidente de esta asociación, “es más un día de reivindicación que de celebración”. La educación infantil es la base del sistema educativo -recuerdan desde esta asociación- y debe ser considerada como tal.

 

Como explican desde AMEI-WAECE, en un reciente estudio de opinión para conocer el estado de la educación infantil en España, los datos mostraban que los docentes de esta etapa no gozan ni del reconocimiento ni del apoyo necesarios para poder realizar su labor de manera satisfactoria. “Somos docentes de segunda categoría” afirmaban muchos de los participantes en el estudio que aún no se explican cómo la educación infantil no es obligatoria siendo esta etapa donde se construyen los pilares donde se apoyaran los aprendizajes futuros.

 

Los maestros y maestras de educación infantil nos recuerdan los 5 grandes retos pendientes:

 

  1. Los maestros de infantil NO son profesionales de la educación de “segunda”. Las neurociencias han demostrado que esta etapa es la más importante debido a la plasticidad del cerebro humano y a las posibilidades que se abren en los primeros años de vida.
  2. La concepción del primer ciclo debe ser revisada. Cuando se habla del 1º Ciclo siempre se habla del derecho de la madre trabajadora, olvidándonos de algo más impórtate como el DERECHO DEL PROPIO NIÑO A SER EDUCADO.
  3. Los niños de 2 años, por su naturaleza, no deben ser incluidos en los colegios ya que los niños en estas edades necesitan un ambiente muy particular que si les es proporcionado en los centros de primer ciclo. Nada tiene que ver, no solo desde el punto de vista pedagógico, sino también arquitectónico y organizativo.
  4. La educación infantil tiene carácter y autonomía propio y no debe ser entendido como una etapa de “preprimaria”.
  5. La formación universitaria debe ser revisada. Desde AMEI-WAECE consideran “incomprensible” que para ejercer una profesión después de hacer una dura carrera, haya que hacer un máster. “¿no sería más lógico hacer una reforma universitaria y que ya la gente salga formada? Cinco años de estudio, bien aprovechados, dan para aprender bien un oficio”.

 

Como explican desde AMEI “La educación en España no saldrá de su “letargo” hasta que no se considere la figura del docente. Que el docente deje de ser “una cosa más” y asuma la importancia, social y económica, que su trabajo requiere.”.

 

El sr. Sánchez recuerda que “la educación infantil y la atención a la infancia tienden a recibir menos atención que cualquier otro nivel educativo y formativo, a pesar de las pruebas que demuestran que una inversión eficaz en la calidad de la educación de los primeros años tiene mayor efecto que la intervención ulterior y produce apreciables resultados a lo largo del ciclo vital, en particular para los desfavorecidos. Este hecho está reconocido por la Unión Europea en varios documentos, entre ellos en las Conclusiones del Consejo sobre educación infantil y atención a la infancia: ofrecer a todos los niños la mejor preparación para el mundo de mañana (2011/C 175/03)” así como en el reciente informe de OCDE.

 

Por su parte, Elvira Sánchez-Igual, responsable de comunicación de AMEI-WAECE apunta a que, según un reciente estudio de UNICEF[1] “303 millones de niños de 5 a 17 años no asisten a la escuela en todo el mundo”, un dato que hay que tener muy en cuenta, no solo por la magnitud en si de las cifras, sino porque “la educación en los primeros años de vida, la educación infantil o preescolar como aun se denomina en muchos países. Pero no pasa esto solo en los países del tercer mundo, en España, según un informe conocido este mismo mes, más de 200.000 familias no pueden llevar a sus hijos menores de 3 años a una escuela infantil con lo que ello conlleva de que TODOS los niños tengan las mismas oportunidades de recibir una educación adecuada y de calidad que vaya en favor de su correcto desarrollo y que a la postre, reduzca las tasas de abandono y fracaso escolar. Está demostrado que un niño que no ha asistido a una escuela infantil tiene muchas más opciones de “no terminar de integrarse” en la escuela y en consecuencia ser un serio candidato que sumar en la lista del fracaso escolar, con las secuelas que ello tiene. La verdad es que la aptitud del Ministerio de Educación hacia el 1º ciclo de la educación infantil es auténticamente una pena.