“MALA DECISIÓN” el acuerdo PP – Ciudadanos para que las escuelas infantiles públicas de la CAM sean gratuitas.

Una mala decisión El acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos para que las escuelas  infantiles públicas de la Comunidad de Madrid sean gratuitas. 

  • AMEI-WAECE considera que es una mala decisión porque va en contra de los intereses de los niños y del sector.
  • ¿Por qué el dinero que se destinará a esta partida no se incluye en el apartado de becas ya existente?

7303_1000

El acuerdo es una mala decisión por dos razones fundamentales:

PORQUE VA EN CONTRA DE LOS INTERESES DE LOS NIÑOS

Si bien es cierto que más niños podrán asistir y en consecuencia beneficiarse de la asistencia a una escuela infantil, como los organismos internacionales propugnan. Hace muy poco se conocía que más de la mitad de las familias con niños entre 0 y 3 años no llevan a sus hijos a centros de educación infantil, y más de 200.000 no lo hacen porque no pueden permitírselo (según datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística) cosa que en la Comunidad de Madrid ya no ocurrirá al ser gratuitas las escuelas infantiles publicas fruto del acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos. Es la parte positiva.

Ahora bien, con arreglo al acuerdo, nos encontraremos que hay dos tipos de escuelas infantiles, las públicas, gratuitas, y las privadas de pago. Sin querer desenterrar la vieja polémica de escuela pública escuela privada, y más en este sector, es evidente que nos encontraremos con unas escuelas gratuitas que acogen a niños de familias de baja renta y escuelas privadas, que los niños que acogen proceden de familias con un buen nivel de ingresos. Este razonamiento, que es tremendamente obvio, hará que los niños ya en su primera edad queden segregados por el nivel económico de sus padres, cosa que va en contra del espíritu que inspira una educación infantil de calidad. UNESCO afirma:

“Para alcanzar perfectamente sus objetivos, sería necesario evidentemente que los niños de todas las clases sociales pudieran confluir en el seno de esta comunidad educativa. La educación de la primera infancia no debe convertirse en un nuevo medio de segregación social, quedando los niños de las familias pobres reunidos por un lado y los de las familias ricas por otro. Si queremos que la educación de la primera infancia llegue a ser un instrumento de lucha contra la injusticia social y prepare a los niños para llegar a vivir en paz, es imperativo que luchemos por una generalización de la educación de la primera infancia de modo tal que el niño, ya sea rico o pobre, adelantado en su evolución o no, encuentre con alegría y amistad a todos los demás niños de su edad, sin distinción de raza, nacionalidad, religión u origen social. La educación de la primera infancia debe estar al servicio de una autentica democratización en la que todos los individuos tengan las mismas posibilidades de desarrollarse y las mismas oportunidades de triunfar en la vida”.

Esto es, fruto del acuerdo, en la Comunidad de Madrid se estará actuando en contra de los dictámenes internacionales.

La segunda razón es por que va en CONTRA DE LOS INTERESE GENERALES DEL SECTOR.

Es evidente que al ser las escuelas infantiles públicas, habrá, o lo intentarán los padres, un transvase de la escuela privada a la pública, con lo cual el sector privado, al juntársele el descenso de natalidad, entrará en crisis, con lo cual se habrá arreglado una cosa a costa de estropear otra.

Parece mas lógico y es de mejor estadista no duplicar los servicios y racionalizar los gastos. De acuerdo con lo anterior, ¿porque no aprovechar lo que ya hay cuando está dando un buen servicio y evidentemente no hay que invertir para crearlo porque ya está? Parece lo más lógico. Tal vez habría que buscar un modelo como los que hay actualmente en algunas Autonomías, incluida la de Madrid, que permite la coexistencia de ambos tipos de centros. ¿Por qué el dinero que se destinará a esta partida no se incluye en el apartado de becas ya existente?